Ecuador, el más afectado en Latinoamérica por el desempleo y la caída de remesas

Largas colas de inmgrantes en Madrid para buscar trabajo o cobrar la prestación por desempleo.

Largas colas de inmgrantes en Madrid para buscar trabajo o cobrar la prestación por desempleo.

“Hoy mi marido se quedó sin trabajo. No nos puede enviar plata. La crisis en España es cada vez más fuerte”, dice Luzmila en la comunidad Rayoloma, ciudad ecuatoriana de Cuenca, en referencia a su marido, que vive en Murcia desde hace tres años.

 

(La Vanguardia) Él, albañil, forma parte de un récord nada agradable de 3,1 millones de desempleados con que España cerró 2008.

Ecuador mantiene en ese país la colonia más grande de migrantes con 400 mil en estatus legal y quizás otros tantos ilegales, pero la crisis financiera que ha azotado el empleo hace prever que eso no se mantendrá y que esta nación sudamericana, cuyo segundo rubro de ingresos fiscales es la recepción de las remesas de migrantes, deberá sobrevivir de otra manera y no del dinero enviado por sus compatriotas que se van.

España registró el 14,4 por ciento de desempleo en diciembre de 2008. Con ese índice será el país europeo con más desocupación en 2009, según el analista independiente Juan Esteban Guarderas.

“Parece que España dejará de ser el cuerno de la abundancia de Ecuador”, señala Guarderas, quien ve en el reciente Plan Retorno planteado por el gobierno español -de pago de tres años de desempleo en dos cuotas, una en España y la otra en el país de origen, cuando el migrante retorne a él- una forma de “exportar el desempleo”.

Oscuro panorama

Menos remesas y migrantes de vuelta y desempleados parece ser la perspectiva nada halagadora para Ecuador. La reducción de remesas enviadas al país alcanza ya el 13,3 por ciento: pasaron de 814,5 millones de dólares en el último semestre de 2007 a 706,6 millones en igual período de 2008.

El envío de esos dineros modificó en los últimos años desde patrones de consumo y estructuras familiares por separación de padres e hijos, con aumento de consumo de drogas y embarazos precoces, hasta cambios del paisaje urbano y rural con casas que se construyeron según fotografías enviadas por los que se fueron.

El gobierno de Ecuador planteó antes de la crisis un plan de retornos financiados, recuerda la secretaria nacional del Migrante, Lorena Escudero, quien ha mantenido la misma posición oficial: “No nos interesa el migrante como negocio o como proveedor de divisas, sino como ser humano, como potenciador de desarrollo”.

Plan retorno

El Plan de Retorno ecuatoriano y el Plan Nacional de Desarrollo Humano para las Migraciones son voluntarios, explica Escudero, y dirigidos a los tres millones de ecuatorianos que viven en España, Estados Unidos, Italia y América del Sur

Realizar un censo, estructurar un plan de exenciones de pago de aranceles para menaje de casa y equipo de trabajo, dar facilidades de préstamos y oportunidades específicas para profesionales, son algunas fases planteadas en la iniciativa oficial.

La acogida no ha sido mucha: la gran oleada de migrantes iniciada en 2000 tras la crisis bancaria en Ecuadorque acabó con 60 por ciento de la banca local, se ha mantenido, por vía legal o ilegal, y el “sueño americano”, reemplazado por el “sueño europeo”, aún no se desvanece para los ecuatorianos que aspiran a él y para los que lo viven, a pesar de que las condiciones empiezan a cambiar.

Pablo, que dejó su familia hace dos años y medio, trabajó hasta la semana pasada como albañil. Lograba enviar a Ecuador 250 dólares mensuales. No puede hacerlo más. Así cuenta su mujer, Aída, a cargo de tres niños, cuyo ingreso principal era esa remesa. 

Muchos afectados

Estos casos empiezan a ser comunes y se remiten a todos los sectores: Teresa, de 38 años, cuidaba ancianos en Madrid. Dejó a sus hijos en Cuenca a cargo de los abuelos. “Ya no la necesitan y la despidieron”, señala Pedro, su padre, quien con resignación dice que quizás la opción será que alguno de los chicos ya no estudie y se dedique a trabajar.

Las construcciones “abandonadas por un español” empiezan a ser comunes desde hace algunos meses: así se refieren los campesinos a las casas inconclusas por falta de envío de remesas por el desempleo o a trabajos inestables y temporales de los ecuatorianos que partieron a España.

En Azuay, que junto a las provincias de Guayas y Pichincha son las mayores receptoras de divisas, aun hay quienes mantienen una buena situación económica, aunque a costo de separación de la familia: Marlene Sagovay vive en la comunidad campesina de Paccha, en la sierra ecuatoriana. De una humilde casita de dos habitaciones que tenía, ahora reside en una de dos pisos, cuatro habitaciones y hasta pudo comprar un automóvil.

Ella y sus cuatro hijos mayores de edad, solteros, viven a expensas de las remesas del padre, desde hace más de ocho años fuera de Ecuador y sin intención de volver.

Va siendo una excepción que confirma la regla de creciente desempleo que aún no se expresa en un retorno masivo. Los peores tiempos están por venir, según las previsiones.

Remezón a las familias

La nueva situación provocará un remezón para las familias y para Ecuador. Luego del desarraigo, nuevas costumbres, ruptura de familias y todo lo que eso ocasionó, desde problemas de conducta hasta embarazos precoces, ahora se suma la realidad de economías que se van a pique.

Readaptarse a esa realidad no será fácil en términos de dotación de empleo, atención y servicios, así como en la fuerte disminución de ingresos para el Estado ecuatoriano. Ecuador deberá organizar la economía frente al nuevo reto de acoger a los migrantes y ya no contar en los volúmenes acostumbrados y crecientes con las remesas a las que ha estado acostumbrado desde hace casi una década.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: