Inmigración en EE.UU

amnestia

La legalización de los indocumentados es la clave para recuperar la economía, dice estudio

(Washington, Efe).- La legalización de los 12 millones de inmigrantes indocumentados que residen en Estados Unidos repercutiría en un aumento generalizado de los salarios y un estímulo del consumo en el país, según un estudio divulgado hoy.

Las conclusiones de un nuevo informe del Centro de Política Migratoria (IPC) señalan que la reforma del sistema migratorio que se debate actualmente en el Congreso tendría, al contrario de lo que argumentan sus detractores, un efecto positivo en la recuperación de la economía estadounidense.

“La recesión económica ha incrementado las incertidumbres, y ha creado restricciones en la inversión. Mientras, los inmigrantes indocumentados continúan alimentando una economía sumergida que aumenta esas incertidumbres”, señaló en conferencia de prensa Angela Kelley, directora del IPC.

El estudio asegura que la legalización de los inmigrantes indocumentados, que representan un 5 por ciento del total de la fuerza laboral de Estados Unidos, aumentaría los ingresos del gobierno, al atraer más trabajadores hacia el sistema de impuestos.

Kelley indicó que la inversión que preveían los proyectos de reforma de inmigración que se esbozaron en 2006 y 2007 se habría amortizado mediante ingresos provenientes del pago de impuestos.

Según estimaciones de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) y del Comité Conjunto de Tasación (JCT), ambos proyectos de ley habrían generado, respectivamente, 66 y 48 miles de millones de dólares en impuestos y tasas administrativas en los diez años posteriores a su entrada en vigor.

Ese mayor ingreso público vendría garantizado, además, por el hecho de que el estatus legal permite a los trabajadores obtener salarios más altos, algo que ya constataron las legalizaciones masivas que sucedieron a la reforma migratoria de 1986.

“Ese aumento en los salarios haría que cada vez más familias pertenezcan a la clase media de nuestro país. Y todos los expertos coinciden en que potenciar y estabilizar la clase media es la clave para salir de esta crisis”, dijo Dan Siciliano, director del programa de Derecho y Economía de la Universidad de Stanford.

Otro de los puntos que defienden los autores del estudio es que la legalización supondría un valor añadido a los beneficios que la inmigración ya aporta a la economía estadounidense.

Las fuentes del estudio reflejan que el consumo de los inmigrantes es “enorme” y está en crecimiento. Los 951 miles de millones de dólares que gastaron los hispanos en 2008 podrían aumentar hasta 1,4 billones en 2013, según los expertos.

Para Siciliano, es necesario “estimular ese consumo” y hacer que deje de “alimentar la economía sumergida”.

A esto se suma que los negocios de los inmigrantes son claves en la creación de empleo. Según el estudio, las empresas cuyos propietarios son hispanos produjeron 1,5 millones de puestos de trabajo en 2008.

La legalización podría ser también la respuesta a la necesidad de estímulo económico que experimentan algunas ciudades del país, como Buffalo o Pittsburgh, según David Kallick, director adjunto del Instituto de Política Fiscal.

“Los centros de esas ciudades necesitan nuevos negocios, y esa necesidad no la va a cubrir un doctorado en económicas, sino una persona que busque una nueva oportunidad y que quiera abrir un restaurante familiar o una tintorería”, opinó Kallick.

Otra de las tesis del informe es que las políticas de inmigración que se limitan a la seguridad son “costosas e ineficaces”.

El estudio argumenta que, desde que empezó a promoverse el endurecimiento de las políticas de inmigración, en 1990, el número de inmigrantes indocumentados en el país se ha triplicado.

Aún más costosa sería la deportación, única alternativa a la legalización, señalan los expertos.

Según datos del Centro para el Progreso Americano, deportar a 10 millones de indocumentados supondría un coste de unos 206 miles de millones de dólares a lo largo de cinco años, o 41,2 miles de millones anuales.

Esta cifra se acerca al total del presupuesto anual del Departamento de Seguridad de Estados Unidos, que en 2008 era de 47 miles de millones de dólares.

“Nuestra economía necesita cerrar los agujeros por los que se escapa nuestra fuerza de consumo, y crear espacios legales para la actividad económica sumergida. Y la única vía es la legalización”, concluyó Kelley.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: