Ecuatorianos en España

57.662 ecuatorianos desempleados en España

Personas sin trabajo acuden diariamente a la red de oficinas de empleo de la comunidad madrileña que está integrada por 42 sucursales; de ellas,19 pertenecen al Municipio de Madrid.
(Diario El Telégrafo, Ecuador).- Cuando se declaró la crisis económica mundial en septiembre de 2008 -con epicentro en EE.UU.- España, que cuenta con una población activa de 26’064.000, tenía un acumulado de 2’530.001 desempleados. Tras ello, las cifras se dispararon y hoy arrojan resultados en rojo: hay 3´644.880 parados.
 Según las estadísticas del Ministerio de Trabajo e Inmigración de España proporcionadas a El Telégrafo, de esta cifra que bordea los cuatro millones de personas sin empleo, 500.017 son extranjeras; de ellas, 340.015 pertenecen a países que no forman parte de la Unión Europea.
Los cuadros estadísticos de desempleo de migrantes en España varían mucho. La lista que corresponde a América muestra que hay apenas dos personas sin trabajo procedentes de Trinidad y Tobago.  Sin embargo, la cantidad aumenta en el caso de los migrantes ecuatorianos, quienes se ubican primero en la lista de parados provenientes de Latinoamérica y segundo en el total de extranjeros (primero está Marruecos con 105.593), ya que suma, hasta el momento, 57.662 desempleados, la mayoría laboraba en construcción. Le sigue Colombia con 35.469 y Perú con 14.067.
Casimiro López, del Gabinete del Ministerio de  Trabajo e Inmigración de España, explica que son varios los países desarrollados que se han visto afectados por la crisis financiera, entre ellos España, que ha producido un “frenazo” de la actividad y un aumento considerable del desempleo.

El  Servicio Público de Empleo  registra que los sectores de servicios y construcción son los  más afectados
Este incremento se debe     -complementa- al brusco ajuste del sector inmobiliario y por el incremento, relativamente mayor que el de los socios europeos de España, de la población activa, “un factor que puede ser positivo a mediano y largo plazo, pero que agrava la situación actual”.
De acuerdo con los datos del Servicio Público de Empleo Estatal, los sectores de servicios y construcción son los más afectados. El primero tiene un total de 2’086.939 personas sin trabajo, mientras que el segundo alcanza los 728.526 hasta el mes de abril. En el caso de la migración que no pertenece a la UE, ambos sectores también enfrentan más el desempleo. Servicios registra 243.224 parados y construcción, 153.612.
Para la consejera de Trabajo de la Embajada de España en Ecuador, Francisca Sánchez, en la última década, el sector que más se desarrolló en España fue el de la construcción.  En 1999, hubo poder adquisitivo, los créditos que daban los bancos eran accesibles y, por lo tanto, se volvía fácil solicitar un crédito a 40 años para adquirir una vivienda.   Entonces, como los avales eran mínimos, el que llegaba a España, lo primero que hacía era endeudarse en un piso, “porque le daba lo mismo pagar una letra de un departamento que un alquiler, sobre todo en las grandes ciudades”, apunta Sánchez.
De esta forma se desarrolló una gran demanda inmobiliaria, que generó, a su vez, que el sector de la construcción solicite más mano de obra calificada -explica- pero llegó la crisis y la burbuja reventó.

Al final, los más afectados fueron los desempleados que no tienen cómo pagar sus hipotecas.  Según datos del Banco de España, la deuda (hipotecaria) de las familias, hasta noviembre de 2008, rozaba los 700 mil millones de euros.
Los últimos extranjeros que llegaron en los noventa, quienes fueron regularizados en 2005 para que pudieran integrarse en el mercado laboral, sobre todo en el sector de la construcción,  resultaron ser los más perjudicados. Esto se debió a que cuando España necesitó trabajadores buscó internamente, pero como no pudo cubrir la demanda, abrió flujos migratorios con países con los que tiene acuerdos bilaterales, como Ecuador, cuyos migrantes también optaron por comprar una casa propia.
A partir de ahí, los bancos empezaron a ser mas rígidos a la hora de conceder créditos y los embargos se dispararon el año pasado a 58.686 ejecuciones hipotecarias, más del doble que los 25.943 procesos planteados el año anterior, según el Consejo General del Poder Judicial.
La Consejería de Trabajo de España registró que desde nuestro país, el año pasado viajaron a través de contingentes 2.000 trabajadores fijos, pero con contratos individuales fueron más de 20.000. Ahora, la cantidad de personas que van al país ibérico por trabajo se ha reducido el 80%.
La pregunta ahora es ¿en qué momento empezará a reactivarse la economía del país ibérico?  Para el español Xabier Albistur, asesor de empresas, ex presidente de la Comisión de Industria del Senado y colaborador del Banco interamericano de Desarrollo, predecir el futuro es más que imposible. “Sin embargo, mucho se teme que la crisis durará un tiempo más, creo que tenemos que esperar un horizonte más claro en 2011”.
Albistur agrega que la crisis que nació financiera, se trasladó al sector productivo por lo que se produjo un bloqueo de la demanda y la oferta.  En el caso de los migrantes ecuatorianos -precisa- quienes optaron por elegir el sector de servicio para trabajar, es decir todo lo vinculado con la hotelería, enfrentan ahora esta crisis, pues el descenso del consumo ocasionó que cayera también el turismo y ellos resultaron perjudicados. Pero, asegura, que cuando esto mejore, el sector consumo será el primero en reactivarse.

De los  cerca de 4 millones de personas sin trabajo en España, solo 400 mil no reciben el subsidio por desempleo.
El director de Investigación del Instituto de Desarrollo Empresarial en Ecuador, Julio Prado, coincide con Albistur en este punto, pero señala que la crisis económica parece haber tocado fondo y espera que en los próximos meses se reactive el consumo y luego la inversión.
A criterio de Prado, uno de los sectores que más tardará en recuperarse será el  del empleo y advierte que la tasa de parados seguirá alta, siendo los extranjeros los que tendrán dificultades para conseguir trabajo, porque los primeros en ser contratados serán los más cualificados y en ese grupo no están los migrantes. “Ellos sufrirán durante un año más los estragos de la crisis economía mundial”, asevera.
El director matiza -entonces-  que esto va a tener un fuerte impacto en la economía ecuatoriana debido a que el envío de las remesas caerá. El año anterior ingresaron a Ecuador alrededor de US$ 10.000 millones en remesas, pero las previsiones para este año apuntan a que se reducirán un 30%.
De la misma forma opina el ex asesor de la Junta Monetaria de Colombia, Eduardo Sarmiento, cuyo país suma más de 35.000 desempleados en España.  El también director  del Centro de Estudio de la Escuela Colombiana de Ingeniería señala que la recesión española, que ha sido la más fuerte de Europa, se ha llevado por delante a los trabajadores de los países de América Latina, problema que se ve reflejado en las remesas  “que han caído  considerablemente”.
Sin embargo, sus pronósticos de recuperación económica apuntan más lejos. Sarmiento afirma que cuando España salga del estancamiento, los empleos no se van a dar en forma inmediata, recién en cuatro o cinco años, la situación se estabilizará.
Para su paisana, Beatriz León Pardo, coordinadora del Área Socio Laboral de la organización de migrantes colombianos Aculco, en Alicante, el informe del paro del Ministerio de Trabajo de España no es exacto, porque no se toma en cuenta a las personas que están en situación irregular.
León da orientación a los inmigrantes para que busquen de forma efectiva un puesto de trabajo, como  ayudarlos a elaborar un currículo. La asociación atendió el año pasado a más de 1.000 personas, entre ellos españoles, que solicitaban empleo, pero en los primeros cinco meses de este año ya van 500, lo que significa que cada vez es más difícil conseguir un empleo en España, destaca.
Francisca Sánchez, de la Consejería de Trabajo de España, considera que la situación no es tan dramática, pues argumenta que el Gobierno   tiene un sistema de protección al desempleo que permite, que una persona que se quede sin trabajo reciba por 18 meses un subsidio por desempleo, que representa como mínimo el 80% de su sueldo. Precisa, además, que de los 4 millones de desempleados, en estos momentos solo hay aproximadamente 400 mil sin cobertura.
El Ejecutivo español, además, puso en marcha un plan de la construcción. Inició en septiembre del año pasado y está destinado a reubicar a los trabajadores que han perdido su trabajo en este sector.  Cuenta con  una partida de 201 millones de euros.
Además, también hay un proyecto anticrisis destinado a 8.112  ayuntamientos para desarrollar obras.  El fin es generar 278.518 plazas de trabajo.  Otro es el relacionado con la Ley de Dependencia aprobada hace dos años, con la cual cualquier persona dependiente en España (discapacitados, ancianos) tiene derecho a ser asistida.  Con esto se construirán residencias de atención y se crearán 200 mil puestos de trabajo directos. Ante ello, Francisca Sánchez pronostica que estos y otros proyectos empezarán a dar sus frutos a finales de año.

 

 El ecuatoriano aprendió a afrontar la crisis

España representa en este momento la cifra más alta de desempleo en Europa e incluso duplica el promedio de desempleo que tiene el resto de países de la Unión Europea. Según las proyecciones de la UE y de España, la tendencia del desempleo si bien está en un plano de desaceleracion, en 2010 todavía estará creciente la falta de trabajo, para recién empezar a normalizarse en 2011. Sin embargo, hay que tomar en cuenta algo, el ecuatoriano adquirió una especie de coraza para afrontar este tipo de problema. No olvidemos que él salió del país por la crisis económica del 99.
Entonces aprendió a vivir este tipo de situaciones. Luego, llega a España y quizá logra una capacidad mejor que otros para afrontar este problema, porque ya sabe cuándo es el momento de ajustarse las correas Sin embargo, el Gobierno ecuatoriano ha tomado una serie de medidas con miras a dar soluciones a esta difícil situación, todo dentro de un marco de lo que es la dignidad y la voluntariedad a través del proyecto Bienvenido a Casa, por medio del cual han regresado, hasta el momento, cerca de 6.000 personas, que multiplicado por 4 integrantes de familia, se calcula que en total son 20.000 ecuatorianos, el 50% proviene de España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: